diumenge, 9 de març de 2008

EUROVISION

Hace ya muchos días que las votaciones de los internautas de la canción que debe representar a España en este "maravilloso" concurso quitan el sueño a los que todavía pretenden que creamos que la categoría de un país se demuestra en este tipo de eventos.
Ayer José Luis Uribarri entrevistado en RAC1 no endendía por qué "la población española que es muy sabia", votaba masivamente a un humorista que se reía a la cara de políticos españoles e internacionales y que ya tenía una carrera profesional (cómico) consolidada y quitaba oportunidades a futuros cantantes. El hombre estaba hecho polvo. Su España querida se degradaba con este representante. Ayer, a todas horas, matizaba (tantos años sabiéndolo en Catalunya) que aunque "era TVE quien concursaba (jeje), no olvidáramos que los presentadores anunciaban el país y no la televisión y que a los ojos del mundo era España la que quedaba retratada con según quién enviaba"
Y yo digo ¿y qué? Este concurso me lleva a mi infancia, cuando en mi casa no teníamos ni tocadiscos ni radiocassette y la única música que escuchábamos era la de programas casposos de la tele y cuando llegaba Eurovisión nos clavábamos delante del televisor y toda la familia pendiente de los puntos de daban a España y si no ganábamos era porque nos tenían manía. Así nos lo hacían creer. España el mejor país del mundo y no nos votaban porqué nos tenían tírria. Eran tiempos de la dictadura.
A medida que España se iba culturizando y se sabía que fuera de sus fronteras había algo más, iba disminuyendo la audiencia del Festival de Eurovisión. Pasó de TV1 a TV2 y durante un montón de años yo estaba convencida de que se había dejado de hacer. Hasta que llegó "Roza de Ejpaña" la chica que representaba lo que todos queremos ser, de muy humilde, sin cultura y feucha al cisne cultivado y con éxito. Esta chica y Gestmusic con Operación Triunfo por supuesto, reflotaron el rancio Festival. Aumentó la autoestima española, el pueblo se sintió representado, las banderas con el toro (de Osborne) ondeaban por doquier ¡Qué subidón nacional! y ahora... va Andreu Buenafuente en la Sexta (un canal privado), y crea un personaje que se come a "los grandes cantantes" que iban a representar a España. Todos los años ganando el festival y este año podríamos perder (¿?)
Hoy en la emisora "Punto Radio" ya comentaban que el Director de TVE, Javier Pons, proviene de la productora El Terrat (la de Buenafuente y catalana) y seguramente no había tenido narices de desestimar la candidatura del humorista y apelaban al sentido común para que se retiraran solitos igual que hizo Eva Hache con su partido político.
Solo les ha faltado verbalizar que es culpa de los nacionalistas catalanes en su afán por desestabilizar la unidad de España (lo han dejado entrever en varias ocasiones y luego diciendo "no seamos malévolos, no seamos mal pensados")
Siendo hoy un día importantísimo para la democracia española ya que es día de elecciones y habiendo ETA manchado de sangre la campaña electoral... el gran debate "popular" parece ser el ridículo que se puede hacer en Belgrado.
Estoy en mi salsa.

4 comentaris:

Montse ha dit...

Hola Bruguers, sí que es poden fer comentaris al teu blog, aprofito per donar-te una abraçada.
Visca el chiquilicuatre!!

Montse ha dit...

AH, a mi em va agradar LA CASA AZUL, DIVERTIDA i refrescant.

Bruguers ha dit...

Gràcies Montse per contestar-me.
A mí el que m'agrada del show d'Eurovisión és la polèmica suscitada. Dóna "vidilla"

Carme Sànchez ha dit...

Quin post més bo!!!

Una abraçada!